viernes, 9 de septiembre de 2016

Ansiedad, ¿cuándo será el final?

En tantas ocasiones he mencionado que mi terapia para calmar los ataque de ansiedad y depresión ha sido escribir o caminar. Ahora acabo de pasar un ataque de ansiedad, pero no como los anteriores sino uno más intenso. A muchos no les importará pero escribir me ayuda a tranquilizarme y espero que alguien en la misma situación se sienta comprendido si llegase a leer estas líneas.
El día estuvo tranquilo, no hice mucho, estuve en casa redactando un poco y terminando pendientes. Pero desde temprano la sensación de inseguridad que me es tan familiar inundó mi calma: presión en el pecho, manos heladas y mareo, falta de aire, incomodidad. Despues tuve un pequeño episodio de paranoia pero lo calmé con un té caliente; por desgracia eso no fue suficiente y se prolongó la agónica situación para hace un momento tener un gran ataque desesperado: una combinación de miedo, paranoia, tristeza, enojo, ansiedad... Estuve un rato tomando el aire y escuchando música pero mis manos seguían temblando como si tuviera hipotermia, luego la picazón en la piel y la falta de control sobre mi mandíbula temblorosa. Lo único que pude hacer fue fumar un pall mall de uva que estaba guardando para... supongo que para un momento como este. Apenas si pude encenderlo.

Cada vez estoy peor, cada vez se me dificulta más controlarme. Quizás debo salir más, quizás necesito viajar, quizás deba ir a terapia, quizás deba... no sé qué podría ayudar. 

Más que definir lo que pasa, estoy cansada, no sé, no quiero depender de pastillas o de estar caminando todo el tiempo, quiero mi vida de vuelta, quiero mi concentración, mi interés por lo que me gusta. 

Estoy cansada, ahora veré algo en Netflix y me recostaré, a veces dormir ayuda a calmar la mente y cuando despierte puede que todo sea mejor. Me encuentro un poco alterada todavía, es momento de descansar un momento, solo eso...

martes, 30 de agosto de 2016

Hoy no se ve a nadie en la oscuridad

Con la bien conocida costumbre (no sé si sea mala del todo) voy a platicarles las aventuras de ésta bohemia de afición (como diría el Chente).

Acabo de caer en cuenta de que fue hace un año (quizá un poco más) que volé libremente huyendo de mis demonios. Las cosas han cambiado para bien, ya puedo tocar el tema que me llevó a ese estado anímico sin recaer. Considero exagerada la reacción emocional después de septiembre y octubre, supongo que coincidió con una época de cambios necesarios y todo junto tiende a explotar.

Pero, después de todo, me ha quedado la sensación de estar guardándole luto a la imaginación, porque la verdad no era para tanto, no es necesario guardar espacio para el aire cual si fuera una bolsa de papas sabritas (aunque ellas traen nitrógeno para que no se estropeen, como sea). Todo fue un mal sueño, la pesadilla terminó y puedo ponerle final. Hace unos momentos estuve deprimida, pensé que se debía a los recuerdos pero no, es que Andrés está aquí, no es mi culpa, es obra de la naturaleza, un alivio porque ya estaba asustándome la incapacidad para superar esa pesadilla. Si hay algo que extraño es la lluviecita poblana ¡maldita sea, la navidad tengo que estar por allá!



Por cierto, la semana que viene iré a mi cita con derechos de autor, no sé, supongo que ya llegó la hora de tocar puertas, soy una orgullosa para esto de buscar ayuda (¡no me gusta!) no quisiera exponer el material pero es momento de aventarme al ruedo, ya les contaré como va todo...

Estos días he acudido a entrevistas laborales (me han llamado de lugares a los que no recordaba haber enviado mi CV), baje un kilo aunque sigo con ansiedad pero no voy a fumar porque me lo he prometido a mi misma (suficiente para ser feliz por dos semanas), he devorado series como loca, he visto Orgullo y Prejuicio unas 15 veces, y ya casi termino de escribir a mi segundo bebé.

Sin embargo, estoy preocupada por la posible muerte de Gokú y de Vegeta... es necesario hablar de ese tema (escribir) a fondo, porque no puede quedar así, ¡Son Gokú y Vegeta! 

Ahora, voy a ver el capítulo que no pude ver el domingo de Fear The Walking Dead por aventarme un maratón de Alguien más en Netflix.

Mi nuevo crush ♥

Au Revoir, Shoshanna!!

PD.: Parece ser que Narcos está buena, van varias personas que me comentan y supongo tendré que verla, a ver si es cierto.