Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

Me temía que llegara este momento

El año comenzó y con él una serie de metamorfosis en mi sistema. Sin saber que hacer, que decir o que pensar, me dispuse a dejarme llevar por la vorágine cotidiana.
De modo que al final, he descubierto que ni estoy enamorada, porque sí, ya hay que llamar a las cosas por su nombre: capricho; y tampoco estoy enloqueciendo, solo estoy llegando a un punto al que tuve miedo de llegar: al final de esta faceta.
Con tiempo libre, decidí ponerme al día con alguna serie, quizás ver los capítulos que no he visto de Dragon Ball Super, ¿adivinen qué? Intenté verlos, pero no pude, ya no me entretiene. Y no significa que este inmersa en la amargura, es solo que mis intereses han cambiado y resulta increíble haberlo notado por esa serie.
Quise volver a huir, porque es lo que mejor sé hacer, mi salida fácil: escapar de la ciudad por semanas y volver aparentando que nada ha pasado, pero ahí sigue todo. Es cansino siempre irme de la ciudad para una falsa zona de confort, claro, viajar (a otra ciudad o …

Dudas

No sé si estoy enamorada o solo son parásitos. En todo caso preferiría que fuera lo segundo. Uno no elige de quién o cuándo, solo pasa y ya, ese es el principal problema. Parece que me esfuerzo por tener una vida miserable, ¿por qué soy una romántica? Nadie lo sabe, supongo es algo de mi genética.
Ahora por lo menos estoy tranquila y resignada antes de tiempo a que todo resultará mal: yo, viendo como mi amado secreto (que es inteligente, huele bien, amable y... tan dulce) disfruta su vida junto a otra, ya puedo ver la escena en mi mente. Así va todo. La ventaja es que aún no lo sabe, eso creo...

''Ojalá no fueras tan lindo siempre, ¿es que no tienes consideración conmigo?, ¿acaso no te das cuenta de lo dulce que eres?, y para variar... escribes bien bonito y te gusta el mar, ¡eres cruel sin saberlo!, yo corriendo de un lado a otro y tú ni enterado...''
Claro, no es tan malo, porque al final yo me voy libremente a viajar y olvidar.
Y, por cierto, ayer descubrí que soy l…

Desventaja femenina: Aquí, quejándome

Uno de los aspectos que me caracterizan es que soy como un ave enjaulada en la ciudad, sobre todo cuando estoy cerca de las tardes escarlata.
Me molesta no poder controlar mis emociones, soy víctima de las hormonas yendo de un lado a otro por mi cuerpo, estoy deprimida y no sé ni por qué. Ahora me ha dado por añorar mis viajes, tengo ganas terribles con caminar por las coloniales calles de la Puebla lluviosa a la que fue hace dos años.
El problema es que no tengo tiempo y mucho menos dinero, mi corazón está roto. Me puse a llorar hace rato, me siento triste. La ventaja es que sé de lo que se trata, pero no puedo ni concentrarme en algo en específico y de nuevo el dolor de piernas mezclado con el sueño.
Y aunque suene descarado, francamente tengo un intenso dolo de ovarios, como si me estuviesen encajando pequeños cuchillos, así se siente. Ayer estuve tan contenta pero hoy de plano no, me duele todo, quiero llorar porque me siento sola, estoy tan sensible que ni yo me aguanto.
Que env…

Mis tías de visita...

Hace unos días vinieron unas tías de visita, yo acababa de llegar del trabajo. No las había visto desde hacía tres meses, uno de esos días que no me tocó salir de casa, lo primero que dijeron esa vez fue: Ay, Josesita, ¡estás gorda!, mija, bájale a la comida, ¡hay unas pastillas muy buenas!, ¡Mary, tienes que hacerle el té de quiensabequéhierba para quitar el hambre!, ¡y también el saca manteca!, ¡ese es buenísimo! La hija de mi vecina Gloria lo tomó, y vieras que bonito cuerpo está agarrando...''

Sí, las tías son como la cerecita en el pastel en los momentos más oscuros de la vida, y mis tías no son la excepción. Ese día me la aplicaron TODO el rato, al grado que ni hambre tuve.
Pero esta última vez fue distinto, me sorprendieron con un: ¡Mary, qué bonito cuerpo está agarrando la niña!, ay, mi Josesita, ¡te estás poniendo bien bonita, mija, ay no, que bonita te ves!, ¿si le diste el té que te dije, Mary?, ¡así sí vas a conseguir un novio pronto!, ¡así luego nos vas a llegar …

Soltera en casa

¿Qué es lo típico que sucede cuando llevas más de un año sin salir con alguien? Claro, tu familia da por hecho que te has quedado para vestir santos, no importa si eres hombre o mujer, una vez que pasas de los 25 sin pareja, las alertas se encienden.
Y es que si hay algo que TODAS las familias disfrutan, claro que todas, ¡no lo nieguen!, que les encanta eso de buscarle pareja a los solteros de la casa. 
Llega un punto en el que se convierte en competencia de ver quien presenta a los mejores candidatos, en mi caso, ya hasta mi abuela y mi padre han entrado al juego de buscarme una pareja. Lejos de incomodarme, me parece tan risible la situación: mi abuela quiere que ''mejore'' la raza, su misión es encontrar a un tipo rubio y ojiazul, ¡ah! y con dinero, ¡no quiere nada!. Mi padre quiere un tipo con buen empleo, valores, familia, alguien intachable. Mi tío, sí, también le entrará al quite, busca a un militar respetable. Mi hermana se ha dedicado a mostrarme su ''…

¿Quién es el escritor?

Tengo la ligera sospecha de que hay un error en la matrix, es que no encuentro explicación. Les he comentado a grandes rasgos lo que ha acontecido en mi vida, en pocas semanas la rueda ha girado tanto que apenas sé que estoy en suelo firme.

El punto es que me he enterado ayer y hoy hace un par de horas, que... ¿prometen no reír?
Va: soy el crush de dos personas, come on! Hay chicas más guapas, yo ni bonita estoy, solo sé reír y... escupir una que otra tontería, cuando no duermo estoy de pésimo humor, soy impuntual, desesperante, ¿continúo?.
No sé que decir al respecto más que tratarlos con amabilidad. Sí, por supuesto que ha pasado antes, creo que a toda mujer le ha pasado, y lo más correcto es ser linda y sincera, nada de aprovecharse de la situación ¡eso está mal!
Bueno, bajar un par de kilos es favorable, ya puedo usar mi ropa otra vez, ¡adiós pantalones de emergencia! ¡adiós blusas para ocultar lonja! De acuerdo, este tema es desgastante, aunque me alegra ya no verme obligada a c…

De vuelta a la vida normal

Si es que así se le puede llamar. Mi vida enredada con altibajos, no sé si soy muy joven o muy vieja, no sé si debo hacer o quedarme quieta.
Mi psicóloga me ha retrasado la cita una hora, y claro, aquí yo, esperando el turno. Pretendo exorcizar los demonios hablando con ella mientras desde su punto de vista clínico me diagnostica que probablemente estoy más loca que una cabra o solo soy panchera.
Conocí a un tipo, bueno, ya lo conocía, pero... Uno de mis grandes problemas es que soy observadora, no puedo evitarlo. Antes pasaba por cualquier sitio y no me daba cuenta de los pequeños detalles, por esa razón me propuse el desarrollar mi sentido de observación, esto ha ayudado a que aprenda pronto cualquier actividad. Sin embargo, a la par de aprender, descubro la naturaleza humana y ya no confió en la gente, por lo menos en los que apenas voy conociendo.
Retomando al hombre, aquí entra mi psicóloga. Ella me dijo "conoce, no idealices, ya que conozcas a la persona verás detalles que…

Regalo de cumpleaños atrasado

El estrecho pasillo de lozetas blanco y negro se abrieron paso frente a mi, conduciendo me hacia un par de extraños que esperaban algo de alivio igual que yo. Me mataba la ansiedad y mientras no se abría la puerta, pude definir la sensación de estar o intentar cambiar las cosas. Lista para contarle la maraña de sentimientos a un extraño, espero mi turno, supongo que no será tan malo.
Me costó mucho trabajo aceptar esto, no voy a echarme para atrás.

Ideas de un miércoles por la mañana

Me cuesta trabajo saber si alguien está interesado en mi, siempre se me complican esos temas y sí, me declaro incompetente para saber a ciencia cierta. Soy observadora pero fracazo en eso, quizás por eso pierdo oportunidades, se cansan de esperar a que yo reaccione o me creen indiferente. Pero, vamos, que ahora sí necesito estar segura, ya he esperado mucho tiempo como para caer de nuevo en ilusiones falsas, ahora sí debo esperar a que alguien que no quiera solo jugar se acerque a mi, a los jugadores los prefiero en el fútbol o en el beis, no en mi vida.
Creo que soy de las que ocupa señales de neon para saber que es real, ya sé, que ridícula. Y la verdad si tengo miedo, no tanto miedo, sino que no tengo ganas de volver a lo mismo, quiero calma, no calvarios, quiero que me quieran sin estresarme o caer en celos, no quiero celos, quiero que me hagan sentir segura de que estoy con una persona que está interasada en mi y no va a dejarse deslumbrar a la primera de cambio por otras person…

¡Maravilloso!

Todo es maravilloso. No sé si ya comenté, pero he recuperado mi ánimo, toque tanto fondo que vuelvo a ser la persona feliz y optimista que nunca debí dejar de ser. Puedo sentir la energía positiva fluyendo, como una cálida brisa a mi alrededor. Es probable que suene demasiado cursi, pero así debe ser: estamos en este mundo por una razón, sin importar la que sea, tenemos que vivir porque es lo que hay. 
Es normal pensar que todo puede mejorar, es normal pensar que a veces no tenemos lo que deseamos, pero confío en que se puede ser feliz con lo que se tiene, creo firmemente en que todo tiene un por qué y un para qué. Nadie se cruza en nuestra vida por casualidad, y si peco de idealista, ni modo, esta soy yo, la que verá el lado bueno a las cosas, o por lo menos trataré de no contribuir más a las situaciones negativas que abundan. Este mundo tiene suficientes desgracias, no es cuestión de restarle seriedad a la vida, sino de suavizar los efectos negativos. Si sonriéndole a un extraño, u…